Mostrando 1–60 de 68 resultados

GEL DE BAÑO
El gel de baño tiene como propósito principal limpiar el cuerpo, pues el agua por sí sola no sirve para ello. A diferencia del jabón, tiene un pH más equilibrado y similar al de piel, lo que ayuda a que la piel no quede reseca.

Los geles de baño están formulados para limpiar e hidratar a la vez, con ingredientes como el agua, lo que ayuda a lograr la consistencia del producto, o un emulsionante, lo cual sirve para generar espuma.

Es recomendable utilizar agua tibia, ni demasiado caliente, ni demasiado fría, para abrir los poros de la piel, pero sin dañarla.

La cantidad adecuada es la de una cucharadita. Si queremos exfoliar, además, podemos utilizar una esponja y frotar suavemente, para no dañar la piel. Una vez nos hayamos enjabonado, es recomendable utilizar agua más fría para así contraer los poros, lo que ayudará a que la piel se sienta más suave.

Es importante que, tras enjuagar el gel de baño, cuando vayamos a secarnos, secarnos con una toalla con cuidado de no frotar para no dañar la piel.

Podemos destacar marcas clásicas como Moussel o Dove, u otras como Instituto Español, Heno de Pravia o Lactovit.