Solares

Mostrando los 3 resultados

SOLARES
El sol es uno de los causantes del envejecimiento prematuro, así como de la aparición de manchas.

Lo ideal es protegerse del sol siempre que vayamos a salir, independientemente del tiempo que haga. No importa que esté lloviendo, esté nublado o que haga frío, los rayos solares siguen estando ahí, llegando a tu piel. Y, como es natural, en verano debemos aumentar el factor de protección y reaplicar la crema cada dos horas.

Un error muy común es aplicarnos el protector solar solo durante la época de verano, pero la piel tiene memoria y todas las veces que salimos sin aplicar protector solar en algún momento aparecerán en forma de manchas o de envejecimiento prematuro.

Lo importante de estos productos es el llamado filtro: ingrediente o ingredientes que se encargan de frenar los efectos dañinos de la radiación solar en la piel.
TIPOS DE FILTROS
Podemos distinguir dos tipos de filtros.

Químicos. Conocidos también como filtros orgánicos. Su misión es absorber o captar los rayos ultravioletas y transformarlos en energía no perjudicial. Algunos activos habituales son el ácido paraaminobenzoico, el octinoxato y la oxibenzona.
Físicos. También llamados filtros minerales. Bloquean el paso de los rayos de manera que los reflejan. Un ejemplo de filtro físico es el óxido de zinc.

La protección solar es siempre el último paso de la rutina, y debe aplicarse un poco antes de salir de casa para que se absorba y pueda actuar correctamente.

Destacamos la línea Delial de Garnier y las marcas Nivea y Babaria.